(Radio Empresaria) “Agradezco invitación a todos a afrontar este tiempo que estamos viviendo y necesita de todos nosotros” inició su alocución de bienvenida el Obispo de Quilmes y titular de Cáritas Argentina, Monseñor Carlos Tissera en el encuentro que ésta mañana unió a la iglesia local con referentes pymes, de trabajadores y diversas organizaciones sociales de Quilmes, Varela y Berazategui en el edificio de la Caridad, frente a la iglesia de Lourdes en Quilmes Oeste. Tissera avanzó más allá, y expresó que “estamos en un caminar en el que todos somos partes, y debemos ser pacientes pero dirigentes“, y finalizó: “debemos ser unidos en las diferencias, para ir generando esa cultura del encuentro que nos debe animar a todos en éste momento histórico de la Argentina“. Antes, había dado la bienvenida Fabio Gonzalez, referente provincial de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), quien coordinó las invitaciones a los distintos actores que participaron.

Junto a Monseñor Tissera estuvieron el obispo auxiliar, Maxi Margni, y referentes de diversos espacios gremiales, pymes, sociales y barriales. Facundo Galdós, presidente de la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA), regional sur, fue quien primero tomó la palabra, después del obispo: “Este gobierno destruyó todo el aparato productivo, es así: ¡lo destruyó!” indicó enfático,  al tiempo que destacó que “esta es una muy buena idea para ver como recomponemos todo, ya que no es apretar un botón y volver a hacer funcionar una empresa, porque éste gobierno deshizo todo; el estar acá juntos ya es un buen comienzo, y nuestro trabajo dependerá del acompañamiento del Estado, de que nos ponga las herramientas, ya que los dirigentes actuales las sacaron todas; me tocó vivirlo como funcionario de éste gobierno local (N. de la R.: en la primera parte de la gestión de Martiniano Molina, antes de desintegrar el área por resolución municipal) y fui testigo de que se sacaron todas las herramientas para asistir a las empresas“.

Por su parte, desde la CGT regional se destacó la convocatoria, y se resaltó el trabajo mancomunado con las empresas -“Las chicas, las pymes” aclararon– en pos de evitar más cierres y con la consecuente pérdida del empleo.

En tanto, el “Gringo” Esteban Castro, líder de la CTEP Quilmes, expresó el que “nuestro diagnóstico es de una situación realmente compleja, pero nuestra experiencia de lucha nos permite continuar, porque eso no lo han podido romper los proyectos neoliberales. En estos 4 años hemos demostrado un proceso de unidad desde la periferia” al tiempo que celebró desde su espacio la convocatoria de la iglesia católica local” señaló el líder social. El resto de las instituciones representadas destacaron y coincidieron en lo mismo: celebrar la unidad y trabajar juntos para superar ésta tan difícil situación económica.

Por el lado de la Cámara de Empresarios Bonaerenses FOCAVA estuvo su presidenta, María Eugenia Ruíz; mientras que la Fundación Pro Buenos Aires lo hizo de la mano de Mariano Díaz.