(Télam) El presidente Alberto Fernández anunció ayer la extensión del aislamiento preventivo y obligatorio hasta la finalización de Semana Santa y aseguró hoy que el hecho de que haya sólo «9 personas internadas en terapia intensiva en la provincia de Buenos Aires» por coronavirus quiere decir que «estamos bien, que estamos llevando bien el problema», pero pidió que «nadie se duerma, que nadie se relaje» porque hay que seguir «ganando tiempo, quedándonos en casa», en declaraciones a Radio con Vos.

Sobre los 1450 despidos en Techint, Fernández aseguró es «sin ninguna duda uno de los casos» que más lo conmovió, sostuvo que se trata de «una falta de solidaridad enorme» y volvió a plantear «qué le cuesta a una empresa que durante un mes trabaje menos, que gane un poco menos» en el marco de la crisis económica por el coronavirus.

«Tanta plata has ganado a lo largo de tu vida; tenés una fortuna que te pone entre los más millonarios del mundo; hermano, ¡esta vez colaborá!», aseveró el mandatario en una entrevista brindada esta mañana a la FM Radio Con Vos, en la que volvió a insistir en la necesidad de «recuperar la ética de la solidaridad» y confió en que se pueda encontrar una solución para los trabajadores de Techint, empresa que conduce Paolo Rocca.

En ese sentido, el mandatario añadió: «Yo estoy seguro que ellos también se han dado cuenta que se equivocaron. Lo van a resolver».

El Presidente destacó que el de la metalúrgica “fue el caso que se dio a publicidad y el que más me conmovió”, y sostuvo que “no es momento de hacer eso, es una falta de solidaridad enorme”.

“Debemos incorporar la solidaridad en nuestras vidas. Tenemos que entender que vamos a ser una mejor sociedad si no desamparamos a alguno», afirmó Fernández.

El jefe de Estado subrayó lo importante de “no entrar en zozobra en este momento”, a partir de casos como el de Techint, y remarcó que “desde el Estado estamos haciendo un gran esfuerzo para todas estas empresas».

MEDIDAS PARA LAS PYMES

El jefe de Estado aseguró que la idea es ir recuperando «poco a poco» el ritmo económico, pero que, mientras tanto, está abocado a «buscar salidas» para las pymes, pequeños comercios y sectores más vulnerables.

Le respondió a los trolls que difundieron anoche mensajes diciéndole «el miserable sos vos» y les dijo que «quieren hacer creer que no estoy preocupado por las pymes».

«Me quieren hacer creer que yo no estoy preocupado por las pymes. Hemos puesto a todas las empresas una nómina salarial entera en créditos, para que tengan aire ¿de qué me hablan? Hemos bajado aportes patronales, dado moratorias, suspendido aumentos alquileres y sentencias de desalojo, ¿de qué me hablan?», cuestionó el mandatario.

Al respecto, señaló que «uno se da cuenta que hay una argentina oculta, miserable, que usa las redes, que usa los trolls y que confunde a la gente».

«Hemos garantizado esa nómina salarial y les hemos dado los Repro –subsidios del Gobierno al pago de salarios privado-, por favor, entraron más de 100.000 pymes a una moratoria que tiene más de seis meses de gracia para empezar a pagar. Es inevitable que esto nos pase», concluyó Fernández.

«Me preocupa el que tiene un barcito, un restaurante, un kiosco», dijo, al hacer referencia a quienes a través de las redes le dijeron «el miserable sos vos» cuando él en realidad llamó a los empresarios a no tener actitudes miserables sino ser «solidarios» con los otros, repitiendo además palabras del Papa respecto que «nadie se salva solo» y pidiendo que no despidan empleados.

«La palabra que me cabe no es miedo»
Por otro lado, el mandatario aseguró hoy que no sabe si la palabra «miedo» es la que le cabe frente al avance de la pandemia de coronavirus, pero asumió que es una realidad que la situación lo «estremece» aunque no lo paraliza.

«Yo no sé si la palabra que me cabe es miedo, en esos momentos es donde más racional me pongo, pero que me estremece, me estremece, que me toca, me toca, que me llega, me llega, pero no me paraliza», dijo